Mantenimiento de una moto: Pasos para limpiar la moto

En el siguiente artículo, explicamos los pasos básicos que debemos llevar a cabo para limpiar la moto, así como algunos de los productos esenciales que debemos utilizar con el fin de alargar su vida útil.

Antes de empezar a limpiar la moto es importante tener a mano todos los materiales necesarios, para ahorrar tiempo.

Os recomendamos la nueva gama WD-40 Specialist Motorbike. Se trata de fórmulas desarrolladas de forma conjunta con la Universidad de Sheffield en Inglaterra y que nos ayudan a cuidar de nuestra moto, ayudando a mantener su buen funcionamiento, rendimiento y prolongar la vida útil de la moto.

Necesitamos además otros materiales indispensables, como son: una esponja, un cubo y agua.

Una vez preparado el material, dejamos la moto enfriar y quitamos el contacto.

Comenzamos a limpiar la moto

Con el motor ya apagado y todos los productos listos, comenzamos la limpieza:

1) Podemos echar mano de WD-40 Producto Multi-Uso para eliminar la suciedad del exterior del motor. Veremos con qué facilidad sale el barro, la grasa y resto de suciedad. Con la seguridad que no hará daño a la superficie del motor. Además, no debemos olvidar que también ayudará a proteger de la humedad y la corrosión todas las partes metálicas. Nunca está de más tener un bote a mano para desbloquear cerraduras o incluso abrillantar las llantas de la moto.

2) Posteriormente, limpiaremos los frenos, os recomendamos usar un limpia frenos específico para evitar dañar la superficie y no tener complicaciones futuras con la frenada, pastillas y el disco de freno. Limpiaremos la cadena con un Limpia Cadenas para deshacer toda la porquería que se ha quedado acumulada.

limpiar la moto limpia freno

3) Aplicamos el Limpiador Total y nos ayudamos con la esponja para ir lavando la moto. En primer lugar, atacamos las partes que tengan mayor suciedad, utilizando la esponja correctamente, de arriba hacia abajo.

En este punto, debemos prestar especial atención a las piezas delicadas, es decir, donde haya rodamientos, pues estas partes están engrasadas.

4) Vamos aclarando las partes que hemos enjabonado. En la parte del motor podemos aplicar agua a presión, con el fin de retirar la suciedad de aquellas partes que son difíciles de tratar.

Tenemos que tener especial cuidado con no chorrear directamente las piezas eléctricas, los adhesivos o el radiador, ya que podemos provocar que las aletas de ventilación se doblen.

5) Inclinamos la moto para escurrir el agua y secamos la motocicleta con un paño limpio o tela.

6) Procedemos a lubricar o engrasar la cadena cuando esta esté seca completamente, en función de lo que prefiramos y la época del año.

7) Por último, secamos la motocicleta con un paño limpio o tela.  Posteriormente, aplicamos la protección que ofrece el Abrillantador de Silicona y el Cera y Brillo. Así le damos un remate final a la moto. Haciendo que se vea como el primer día.

Sin lugar a dudas, la utilización de buenos productos, nos ayudará a alargar la vida de nuestra moto y a conseguir una limpieza y un mantenimiento excelentes.

Si te has quedado con ganas de más, te recomendamos:

//www.wd40.es/wd-40-specialist-motorbike/

http://www.motociclismo.es/consejos/articulo/para-lavar-tu-moto-lo-importante-es-lo-que-se-hace-antes

Top10. Cómo ahorrar dinero en el mantenimiento de tu moto: 10 consejos

Comments are closed.