Frenos hidráulicos: Consejos para el mantenimiento de la bici (parte 2)

La semana pasada publicamos un artículo sobre cómo realizar el mantenimiento de la bici. En concreto de los frenos y sus componentes.

Como veíamos, un correcto mantenimiento de las distintas partes de la bicicleta es indispensable para prolongar su vida útil. En el caso de los frenos es crítico ya que un mal mantenimiento puede prolongar el tiempo de frenado resultando en un accidente.

Ya hemos hablado sobre los discos de freno, las pinzas y los pistones. Piezas clave de una bicicleta y que debemos tener siempre en perfecto estado de funcionamiento. Esto es básico puesto que gran parte de nuestra seguridad depende de ello.

En esta ocasión vamos a hablar sobre el resto de componentes y tareas de mantenimiento a realizar en los sistemas de frenado de una bici.

 

Purgado de frenos

Mantener los frenos de disco bien purgados es otro de los aspectos básicos en el mantenimiento de la bici. La presencia de burbujas en el circuito hidráulico supone una pérdida de potencia en el frenado. Para ello deberemos llevar la bicicleta a un taller especializado. Si no tenemos tiempo o dinero para llevarlo a un taller, podemos probar a realizarlo nosotros mismos usando un kit de purgado. Siempre y cuando tengamos la habilidad necesaria para ello.

 

Desgaste de las zapatas

Uno de los mayores problemas que sufren las zapatas de frenado es el desgaste desigual. Esto supone una perdida importante en la potencia de frenado. En estos casos, una posible solución es limarlas para conseguir igualarlas, o en caso contrario sustituirlas directamente.

 

Manetas de freno

Debemos ser conscientes de que en este tipo de frenos hidráulicos no será necesario tener un gran recorrido de la maneta. Por lo general, con aplicar una ligera fuerza con uno o dos dedos será suficiente para frenar. La medida idónea para optimizar el frenado será guardar una distancia de uno o dos dedos entre la maneta y el manillar. Si la maneta está dura, podemos aplicar un poco de WD-40. Eliminando cualquier resto de suciedad que pueda tener.

 

Limpiar – engrasar la cadena

Un error muy común en la pérdida de adherencia en el frenado suele suceder a menudo por contaminación con grasas o aceites multiusos. Estos salpican y manchan las zapatas y discos impidiendo que ejerzan toda la fuerza en su totalidad.

A la hora de limpiar y/o engrasar la cadena de la bici, deberemos tener mucho cuidado de no contaminar estas zonas. Podemos beneficiarnos del sistema de aplicación Doble Acción de WD-40 Producto Multi-Uso. Este sistema nos asegura lubricar específicamente la zona que queramos, evitando así salpicar el aceite y que se produzca la contaminación de discos y zapatas.

 

mantenimiento de la bici con WD-40 engrasar cadena

 

Esperamos te haya parecido interesante este artículo y aprovechamos para dejarte más información sobre el mantenimiento de la bici:

www.tarreglolabici.com/Site/ESP/Servicios/Articulos/Frenos.htm

https://comunidadciclismo.com/4-consejos-utiles-para-el-mantenimiento-de-nuestros-frenos/

www.kilometreando.es/taller/taller_frenos_hidraulicos.html

Comments are closed.