Cómo eliminar ruidos de las puertas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
loading...Loading...

Los ruidos de las puertas, cómo solucionarlos fácilmente

Los ruidos de las puertas son algo muy habitual en los hogares. Estos se producen por varios motivos que expondremos a continuación, aunque en la mayoría de los casos ocurre principalmente porque la bisagra no cuenta con ningún elemento lubricante que permita un rozamiento menos brusco y al rozar metal contra metal genera el molesto ruido. Te damos varios consejos para proteger evitar y prevenir los molestos ruidos de las puertas.

 

Problemas que nos podemos encontrar con las puertas, como por ejemplo los ruidos de las puertas

 

1. Las bisagras chirrían. Un producto idóneo para eliminar los ruidos de las bisagras de las puertas, además de eliminar la suciedad, las mantendrá protegidas contra el óxido y la corrosión es WD-40 Producto Multi-Uso. WD-40 conseguirá penetrar por las ranuras de las bisagras y eliminar el sonido al lubricar las bisagras. Utiliza la cánula para aplicar la cantidad de producto adecuada y evitar salpicaduras. Una vez que hayas colocado el aceite, deberás abrir y cerrar varias veces la puerta para que penetre correctamente y desaparezca el ruido.

Cómo eliminar ruidos de las puertas

 

2. Problemas con el perno de la bisagra. También puede ocurrir que los ruidos no desaparezcan porque la bisagra tenga un perno doblado. Lo que deberás hacer es retirarla, extraer el perno situado entre las placas con unos alicates. Un truco para comprobar si está doblado es rodarlo por una mesa y en tal caso, deberás enderezarlo mediante un golpe con un martillo.

 

3. La puerta raspa el marco. Comprueba si al abrir y cerrar la puerta, esta y el marco están en contacto. Lo ideal es que no llegasen a tocarse aunque estuviesen muy cerca. Una prueba que puedes hacer es cerrar la puerta y colocar un papel muy fino en la separación de ambos. Al mover la puerta, si el papel se puede también mover por todo el marco, es porque no existe problema en el ajuste, pero si se atasca, deberás rebajar la puerta del marco utilizando una escofina o lija donde se rocen.

 

4. La puerta roza contra el suelo. En tal caso podrás notarlo por alguna marca o roce que exista en el suelo. Para comprobarlo, puedes utilizar de nuevo un papel y moverlo entre la puerta y el suelo, si se atasca es debido a que la puerta roza debido a que hay algún pequeño objeto entre ambos que deberás retirar, o porque la puerta está muy baja. Solucionaremos esto subiendo la puerta para ampliar el hueco o para rebajarla en la parte inferior.

 

Con estos sencillos consejos y una buena limpieza y lubricación de las puertas con spray multiusos, conseguirás que tus puertas sean totalmente silenciosas y disfrutes del mayor confort y tranquilidad en tu hogar.

 

Si quieres saber más, te recomendamos estas lecturas:

http://es.wikihow.com/evitar-el-ruido-de-las-bisagras-de-las-puertas

http://cerrajerosarias.com/afaltadeocas/como-arreglar-una-puerta-que-chirria-o-cruje/

 

  • www.cerrajerosenoviedo.es dice:

    Efectivamente, la lubricación periódica de las puertas de la vivienda resulta un hábito muy interesante de cara a evitar los molestos ruidos y también de cara a mejorar la duración de estos elementos de seguridad, que con el uso tienden a fallar debido a su uso continuado o a estar ubicados a la intemperie.

  • ¡Apúntate para recibir noticias y ofertas exclusivas!

    © 2018 WD-40 Company