Nuevamente nuestros amigos de Llega Experimentos nos enseñan algunos trucos caseros. En este caso nos cuentan cómo restaurar herramientas antiguas. Para ello necesitamos tener algunos elementos que ahora detallamos:

  • Recipiente con agua
  • Estropajo
  • Lijadora eléctrica (opcional)
  • Una lija gruesa y otra fina
  • Sal
  • Dos alambres
  • Una batería pequeña
  • WD-40® Producto Multi-Uso

Limpiar herramientas

En el caso del vídeo, se trata de dos herramientas antiguas, que han acumulado mucha suciedad, grasa y óxido. Por ello hay que seguir una serie de pasos para que queden totalmente limpias En primer lugar, limpiamos las herramientas simplemente en agua y frotamos con un estropajo. Con ello, conseguimos quitar la suciedad y el óxido de la superficie, es decir, que no están incrustados.

Después procedemos a dar un baño electrolítico. Preparamos un recipiente con agua y sal e introducimos los dos alambres, que harán de polos positivo y negativo. Para realizar correctamente el baño electrolítico, es recomendable colocar los alambres en forma de círculo. Colocamos las herramientas en el alambre conectado al cable negro (polo negativo) y encendemos la batería. Tras unos minutos las herramientas quedarán mucho más limpias, aunque no del todo.

Ahora, procedemos a lijar manualmente o con lija eléctrica y aplicamos WD-40®, que, gracias a su capacidad eliminará la suciedad y grasa más incrustadas. Con ayuda de una lija más pequeña, podemos ayudar a extender el producto y a limpiar aún mejor la suciedad.

Antes de finalizar, podemos volver a aplicar WD-40® Producto Multi-Uso sobre la parte metálica de las herramientas. Con ello, las protegeremos frente al óxido y la corrosión.


Tanto para restaurar herramientas antiguas, como para cualquiera de sus más de 2.000 usos, puedes comprar los productos de WD-40® en el siguiente enlace: Dónde Comprar

Además, entra en Rutas Míticas y participa en nuestros sorteos. ¡Podrás ganar premios semanales, mensuales y un increíble viaje por la Ruta 66!