como arreglar una cremallera 2

Cómo arreglar una cremallera o desatascarla con facilidad

A todos nos ha pasado, tenemos un evento, una entrevista o una visita importante y a nuestra prenda favorita se le atasca o se le rompe la cremallera. Antes que nada, no se debe perder la paciencia y abusar de la fuerza para tratar de arreglarla, ya que se puede estropear más. Lo mejor, es seguir los siguientes pasos para saber cómo arreglar una cremallera.

Consejos sobre cómo arreglar una cremallera o desatascarla fácilmente

En primer lugar, hay que detectar cuál es el problema. Dependiendo del problema podemos tener distintas soluciones:

Dientes de la cremallera rotos o desplazados de su sitio

En el caso de tener algunos dientes rotos en la cremallera, se puede intentar mover los demás dientes con una aguja, de manera que estos ocupen el lugar del anterior y hacer que vuelvan a encajar. Es una medida temporal pero efectiva.

¡Recuerda quitarte la prenda para hacer esto!

Se ha caído el tope de la base

Si se ha caído el tope de la base, lo mejor es cortar los hilos sueltos, cerrar la cremallera con cuidado para que se mantenga cerrada. Posteriormente zurciremos la base para que las dos filas de dientes no se separen y se abran.

Cremallera atascada o bloqueada

Si la cremallera se ha atascado y ni sube ni baja. Para desatascar una cremallera lo mejor es usar un aceite multiusos. Te recomendamos, lógicamente, WD-40 Producto Multi-Uso.

Antes de nada, primero cortaremos o retiraremos los hilos y los restos de tela que podamos, para que no estorben. Posteriormente, rociaremos el spray en un bastoncillo o un trapo limpio. Lo último que queremos es manchar la prenda en exceso. Aplicaremos el producto, con la ayuda del bastoncillo o el trapo, cuidadosamente sobre la cremallera. Si tenemos contamos con un bote de WD-40 con aplicador Doble Acción, podemos aprovechar su cánula para aplicar el producto de manera precisa justo en la cremallera.

como arreglar una cremallera
WD-40 Doble Acción. Permite una aplicación amplia o precisa en función de la necesidad

 

Una vez aplicado, probaremos a abrir la cremallera despacio y con cuidado de no romperla. Si todavía no se mueve, aplicaremos de nuevo más lubricante y repetiremos la operación hasta que ceda del todo.

Os dejamos un vídeo explicativo, sobre todo el proceso.

¡Esperamos que estos trucos y consejos os hayan servido de utilidad y vuestras cremalleras funcionen de nuevo perfectamente!

Si quieres conocer más acerca del aplicador Doble Acción de WD-40, te recomendamos pinchar aquí.

Además, si te has quedado con ganas de más, te recomendamos nuestro canal de YouTube.

Comments are closed.