Los coches, como todo, se van deteriorando con el paso del tiempo. Sobre todo aquellos que «duermen» al aire libre y no en garaje. Ya que las inclemencias del tiempo le afectan mucho más. Y no solo mecánicamente, si no sobre todo al exterior del vehículo. Por ello, en este post os vamos a dar algunos trucos para restaurar los plásticos del coche y su carrocería.

Limpiar y Proteger la Carrocería

La carrocería del coche no solo se limpia con agua y jabón. También podemos aplicar algún producto para recuperar el aspecto más brillante de nuestro coche. Incluso para eliminar los arañazos más superficiales. Nosotros recomendamos WD-40® Producto Multi-Usoya que gracias a su capacidad eliminará toda la suciedad y el coche recuperará un aspecto lustroso. Además lo protegerá frente al óxido y la corrosión.

Además podemos aprovechar para limpiar las llantas y dejarlas como nuevas. En este post puedes encontrar todos los detalles para aprender a limpiar las llantas.

Limpiar los Faros

Los faros son uno de los elementos que más sufren el paso del tiempo, se acaban poniendo amarillos o grisaceos y no alumbran como deberían. Por eso, hace unas semanas ya rompimos algunos mitos sobre su limpieza y os ensañamos cómo limpiar los faros de tu coche de forma sencilla y sin necesidad de acudir al taller para que los pulan.

Restaurar los Plásticos del coche

Por último, también podemos limpiar y restaurar los plásticos del coche que están en el interior. Aplicando de nuevo WD-40® y ayudándonos de un trapo o una bayeta podemos acabar con la suciedad acumulada en cualquier rincón. Así estaremos protegiendo zonas como el salpicadero, las puertas, o el freno de mano incluso. Además recuperarán ese aspecto reluciente que tanto disfrutamos cuando compramos un coche.


Aprovecha los últimos días del año para seguir invitando amigos y familiares a Rutas Míticas. Si consigues un reclutado más antes de terminar el año, ¡entrarás en el sorteo de un patinete eléctrico! Y por supuesto, tendrás más posibilidades de llevarte el premio final… un increíble viaje por la Ruta 66 americana, valorado en 7.000 €.