Cambiar el aceite de la transmisión es una de las tareas más olvidadas del mantenimiento del coche, a pesar de ser esencial. Primero debemos saber cada cuántos kilómetros hay que cambiar el aceite de la caja de cambios. En un coche con cambio automático, aproximadamente cada 50.000 kilómetros, mientras que en uno manual podría realizarse cada 100.000 kms.

Normalmente el cambio de cualquier aceite lo realizamos en el taller. Sin embargo, desde su canal de Youtube, Vicesat nos enseña cómo podemos realizarlo nosotros mismos.

Colocación del coche y material

En primer lugar debemos saber qué necesitaremos para poder realizar el cambio de aceite de la transmisión:

  • Una garrafa o bidón grande, dónde dejar caer el aceite usado.
  • Un gato para levantar el coche
  • WD-40® Producto Multi-Uso
  • Una carraca
  • El nuevo aceite. Debe ser el aceite indicado en las especificaciones del vehículo.
  • Un embudo y un tubo

El siguiente paso es colocar el coche correctamente. Recomendamos subir las ruedas de atrás en un bordillo, para que el coche quede algo inclinado y el aceite usado caiga más fácilmente. Después, subimos las ruedas delanteras con la ayuda de un gato. Para asegurarnos aún más, podemos utilizar alguna borriqueta que sujete el vehículo en caso de que falle el gato.

Cambiar el aceite

Ahora sí, podemos comenzar con el cambio de aceite de la transmisión. Cortamos una garrafa o bidón y la colocamos en el suelo debajo del depósito de la transmisión. Lo siguiente será quitar el tornillo que cierra el depósito e impide que el aceite caiga. Lo haremos con una carraca, pero encontraremos que está muy duro y quizás no podamos aflojarlo. En ese caso, recomendamos utilizar WD-40® Producto Multi-Uso, ya que gracias a su capacidad eliminará la suciedad y la grasa incrustadas y nos facilitará el trabajo.

Antes de desaflojarlo completamente, encendemos el coche y esperamos unos 10 minutos para que se caliente. Normalmente los coches cuentan con un marcador que nos lo indica. Una vez caliente, apagamos el motor y procedemos a quitar el tornillo. Lo recomendable es hacerlo poco a poco para que no salga de golpe y nos ensucie todo. Una vez esté cayendo poco líquido, podemos quitar la varilla del aceite para que se vacíe del todo. Incluso si nos va a sobrar aceite nuevo podemos echar un poco y dejar que caiga, para asegurarnos que el depósito queda limpio del todo.

Antes de volver a colocar el tornillo, debemos cambiar la arandela que lleva, ya que lo normal es que esté deformada. Entonces, ya podremos cerrar el depósito y proceder a llenarlo con el aceite nuevo. Con la carraca lo apretaremos todo lo posible para que no se salga bajo ninguna circunstancia. Por último, para llenar el depósito es recomendable utilizar un tubo de plástico y un embudo.

Antes de terminar, colocamos de nuevo la varilla del aceite y encendemos el motor del coche durante 10 minutos para que el aceite se calienta y fluya. También comprobamos que no caiga aceite del depósito. 

Como veis cambiar el aceite de la transmisión puede ser una tarea que hagamos nosotros mismos sin tener que llevar el coche al taller.


No olvides visitar nuestra web, dónde podrás buscar los establecimientos más cercano dónde comprar nuestros productos.

Además, participa en nuestrio concurso Rutas Míticas. ¡Podrás ganar un viaje por la Ruta 66 valorado en 7.000 €!